acerca

Nuestro axioma es la Biblia es la Palabra de Dios. Nuestro propósito y fin conocer al único Trino Dios verdadero y a Jesucristo a quien Él ha enviado (Juan 17:3).

Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 1:3)

Para que el hombre pueda conocer a Dios, glorificarle y disfrutar de Él para siempre, es necesario una revelación verbal por parte de Dios al hombre que le comunique el significado verdadero de las cosas. Esto con el fin de que el hombre pueda saber con certeza y por gracia las palabras de verdad. Así, el conocimiento de lo que el hombre debe de saber presupone información divinamente dada, y ya que Dios no puede mentir Su Palabra revelada debe ser verdad e infalible. Por esta razón, la Escritura no sólo es nuestro punto de partida para todo conocimiento sino también es la única condición necesaria para que el conocimiento verdadero pueda ser. Pues,

«Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, equipado para toda buena obra. (2 Timoteo 3:16-17)


Leave a Reply