Artículos de Lambeth (1595)

Artículos

1. Dios desde la eternidad ha predestinado a algunos hombres a vida eterna, y reprobado a otros a la muerte eterna.

2. La causa motriz o eficiente de la predestinación para vida eterna no es la previsión de la fe, o de la perseverancia, o de las buenas obras, o de algo innato en la persona sino sólo en la buena voluntad de Dios.

3. Hay un número determinado y seguro de predestinados que no puede ser aumentado o disminuido.

4. Los que no fueron predestinados a salvación están condenados inevitablemente a causa de sus pecados.

5. La verdadera fe salvífica que justifica, y el Espíritu santificador de Dios en los elegidos, nunca falla final ni totalmente.

6. Un verdadero creyente —lo cual significa, con la fe que justifica— tiene una plena seguridad y certeza (Plerophoria fidei“) de la remisión y la salvación eterna en Cristo.

7. La gracia salvífica no se otorga, ni se hace común, ni está concedida a todos los hombres por la cual ellos puedan ser salvos si así lo desean.

8. Nadie puede venir a Cristo a menos que le sea concedido y si el Padre no lo atrae; y no todos los hombres son atraídos por el Padre para venir al Hijo.

9. No está en la voluntad o en el poder de cada uno de los hombres el ser salvos.

Historia

Los artículos de Lambeth fueron elaborados por el Dr. William Whitaker, profesor regio de la Divinidad en Cambridge, con la participación de el Dr. Richard Fletcher (Obispo de Londres), el Dr. Richard Vaughan (obispo electo de Bangor) y Humphrey Tyndall (Dean of Ely).

Los artículos fueron aprobados formalmente por el arzobispo de Canterbury (Dr. John Whitgift), el arzobispo de York (Dr.  Matthew Hutton), el obispo de Londres (Dr. Richard Fletcher), el obispo electo de Bangor (Dr. Richard Vaughan ), y otros prelados reunidos en el Palacio de Lambeth, Londres (20 de noviembre 1595). Dr. Whitgift, el arzobispo de Canterbury, envió los artículos de Lambeth a la Universidad de Cambridge unos días más tarde (24 de noviembre 1595), no como las nuevas leyes y decretos, sino como una explicación de algunos puntos ya establecidos.

En la Conferencia de Hampton Court del rey Jaime I y varios prelados con los líderes puritanos (enero, 1604), el Dr. Reynolds hizo la petición de que “las nueve afirmaciones Orthodoxas celebradas en Lambeth puedan ser insertadas en el Libro de los artículos.” Pero los artículos Lambeth nunca se añadieron formalmente a la Iglesia de Inglaterra en los Treinta y nueve artículos (1563). Fueron, sin embargo, aceptadas por la Convocatoria de Dublin en 1615 y fijados en los artículos irlandeses (1615), que se cree que han sido en gran medida el trabajo de James Ussher, que llegaría a ser arzobispo de Armagh y primado de Irlanda (1625- 1656). En la Iglesia de Irlanda, los artículos de Lambeth han obtenido durante algún tiempo una autoridad semisimbólica. Se afirma que se exhibieron en el Sínodo de Dort (1618-1619) por los diputados ingleses, como el juicio de la Iglesia de Inglaterra en la controversia arminiana.

Lamentablemente hoy en día, la mayoría de las iglesias anglicanas de todo el mundo han caído en libre albedrío del arminianismo y los artículos fieles de Lambeth son desconocidos o rechazados por ellos.


The Lambeth Articles (1595) (Link)
Uno puede encontrar la base de los Cinco Puntos del calvinismo contenidos en los Cánones de Dort (1618-19), en los Artículos de Lambeth (1595). 
 

Leave a Reply