El Evangelio de Jesucristo contra el Neolegalismo (2)

Porque hoy en día hay que defender el evangelio glorioso de Jesucristo aún de los propios “evangélicos” quienes lo distorsionan, a continuanción presentamos una serie titulada: El Evangelio de Jesucristo contra el Neolegalismo, deseando así que sea de bendición al pueblo de Dios.

Por John W. Robbins [1]

¿Qué es el legalismo?

El legalismo es la noción de que un pecador puede, por su propio esfuerzo, o por el poder del Espíritu Santo en su vida, hacer alguna obra de justicia para obtener o retener su salvación.

Algunos legalistas piensan que el hombre tiene libre albedrío y puede hacer buenas obras de justicia si sólo se lo propone en su mente para luego hacerlas, obteniendo así el favor de Dios. Este tipo de legalista piensa que un pecador puede creer el Evangelio en sus propios medios. Otros legalistas piensan que un pecador no tiene libre albedrío, que cualquier bien que éste hace, lo hace por el poder del Espíritu Santo que habita en él, y son estas buenas obras de justicia hechas por el poder del Espíritu Santo en él que obtiene o ayuda a obtener, retiene o ayuda a retener, su salvación. Ambos tipos de legalistas, pero especialmente este último, podrán reconocer que la obra de obediencia de Cristo es necesaria para salvación, pero ambos niegan que la obra de Cristo sea suficiente para salvación.

Ambos tipos de legalistas afirman que a la obra de Cristo hay que añadirle las obras del pecador, hechas ya sea por sus propios medios, o por el poder del Espíritu Santo en él. Eso es lo que los hace ser legalistas: su creencia compartida en la incompleta e insuficiencia obra redentiva de Cristo fuera de ellos. Pueden diferir en lo que constituye a las buenas obras de justicia; pueden diferir de si es sólo la Ley de Dios o también la ley de la iglesia que debe ser obedecida; pero ambos están de acuerdo en que la obra redentiva de Cristo por sí sola es insuficiente para su salvación final.

¿Qué es Neolegalismo?

Neolegalismo es la aparición del legalismo en las iglesias presbiterianas, reformadas, y bautistas en los últimos años. Se llama Neo-nuevo-con el fin de distinguirla de las antiguas formas de legalismo. El neolegalismo en su particularidad lleva el adorno de calvinismo y de teología reformada, reclamando así ser reformado, calvinista y pactual pero con raíces de legalismo, el cual nutre todo su sistema teológico corrompiendolo al final.


[1] The Gospel of Jesus Christ versus Neolegalism, For the King: The Trinity Review, 1999-2008, page 214.

photo credit: paval hadzinski via photopin cc

2 thoughts on “El Evangelio de Jesucristo contra el Neolegalismo (2)

Leave a Reply