Introducción a la pregunta número uno del Catecismo de Heidelberg

A continuación comparto la introducción del estudio del Catecismo de Heidelberg que estamos teniendo todos los viernes con un grupo de hermanos aquí en Houston Texas.

Lección uno, introducción a la pregunta número uno del Catecismo de Heidelberg:

¿Cuáles serían las similitudes que existen entre estas dos declaraciones hechas por dos personas distintas?

a) “Y diré a mi alma: Alma, tienes muchos bienes depositados para muchos años; descansa, come, bebe, diviértete.” (Lucas 12:13-21)

b) “He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, he guardado la fe” (2 Timoteo 4:7-18)

En que ambas personas tienen algo guardado, un depósito, algo bajo custodia. Otra similitud es que ambos personajes dependen de aquello que han guardado, y es en base al contenido de dicho depósito, lo que les produce consuelo y tranquilidad del porvenir.

Ahora, ¿Cuáles serían las diferencias que existen entre estos dos depósitos? En que el depósito de uno, según el contexto, es perecedero, incierto y transitorio, esto a diferencia del otro, que es duradero, cierto, verdadero y por lo tanto eterno, y que según el contexto de la carta de Pablo a Timoteo, la fe guardada es un cuerpo doctrinal.

Por lo tanto, la pregunta número uno que tenemos por delante es la siguiente: ¿Cuál es tu único consuelo tanto en la vida como en la muerte? ….

photo credit: Kaptain Kobold via photopin cc

Leave a Reply