La doctrina del pacto en la Teología Reformada, por Geerhardus Vos

A continuación algunas citas del libro del profesor Geerhardus Vos sobre la relación entre la elección incondicional y el pacto de gracia de su libro, The Doctrine of the Covenant in Reformed Theology:

“La doctrina del pacto de gracia es una doctrina peculiarmente reformada”

“Esta visión general es suficiente para mostrar cómo los escritos más antiguos pueden manifestar la doctrina del pacto en la teología Reformada. Sin embargo, se podría decir y tal vez afirmar que sólo se aplica al pacto de gracia. Estos datos históricos no pueden demostrar que el pacto de obras pertenecía a la antigua escuela Reformada, [es decir, de la Reforma Continental].

“Esta afirmación se ha expresado en repetidas ocasiones en nuestro tiempos. En la segunda mitad del siglo XVII, Vlak y Bekker se declararon en contra del pacto de obras sobre la base de que era una invención de los teólogos de la época y que este concepto no se encontraba en los teólogos Reformados anteriores.”

“El pacto de gracia tiene su firmeza sólo en Dios, quien responde por ambas partes y afecta la voluntad del hombre y su obrar por el Espíritu Santo. Su firmeza no reside en un extremo como un ideal a alcanzar sino en el principio mismo, en la obra redentora del Mediador que a su vez está fundamentada en la eterna garantía [la cual es a los miembros del pacto]. Por lo tanto, se trata de un pacto inalterable que se extiende hasta la eternidad.”

“La esencia del pacto, su plena realización, sólo se encuentra en los verdaderos hijos [de la promesa] de Dios, y por lo tanto no se extiende más allá de la elección.”

“… no sólo debe haber un lugar [en el pacto] sobre la idea de la elección sino debe estar impregnada de esa idea [en el pacto].”

“La iglesia no permanece [de generación a generación] porque nosotros bautizamos u obramos regeneración por el bautismo; más bien porque Dios establece Su pacto de generación en generación, por lo tanto, la iglesia permanece y bautizamos.”

“Esto no es por necesidad [que la salvación es para todos y cada uno de los hijos de los creyentes], porque la promesa no es aplicable en general a toda la descendencia, sino sólo para la descendencia en la que converge la elección. Pero debido a que no hay que investigar con curiosidad la providencia oculta de Dios y Su elección soberana, se debe presuponer [con base a la promesa del pacto], que los hijos de los creyentes son santos [1 Cor 7:14], siempre que al crecer no demuestren en sí mismos ser separados de Cristo [Hebreos 10:29].”

“Existe una obligación pactual en el estado de gracia. La nueva vida obtenida por Cristo debe llevar a la acción y al desarrollo de buenas obras teniendo como estímulo el agradecimiento por la conciencia moral renovada.”


La imagen usada para este post es sobre la reciente publicación de la serie de libros del profesor Vos, “Reformed Dogmatics”.
[*] Notas aclaratorias del contexto entre corchetes.

Rafael Reséndiz Izaguirre

Editor de Escrituralismo.com y Nuestras Tres Fórmulas de Unidad. Cristiano Confesional. Esposo y padre. Reformado y Libertario.

Latest posts by Rafael Reséndiz Izaguirre (see all)