¿Por qué la Escritura sirve como el único fundamento inquebrantable para la epistemología de uno?

¿Por qué la Escritura sirve como el único fundamento inquebrantable para la epistemología de uno?

Por Jimmy Jose [1]

1.    Dios es lógica, por tanto los pensamientos de Dios tienen una relación lógica (en otras palabras, un pensamiento de Dios, es decir, una proposición que Dios ha decretado ser verdad no se contradice con otras proposiciones del pensamiento de Dios o Sus decretos).

2.    Puesto que los pensamientos de Dios están lógicamente relacionados, esta relación Lógica produce un sistema de pensamiento sin contradicción. (Así, las contradicciones lógicas en un sistema de pensamiento se convierten en una clara indicación de deficiencia epistemológica que con el tiempo se derrumbará en el escepticismo).

3.    Dios ha dado al hombre a conocer Sus pensamientos a través de la revelación natural y especial.

4.    El hombre en su finitud y especialmente desde la caída, no puede entender correctamente las proposiciones precisas dadas para conocer a través del medio no-proposicional de la revelación natural que incluye la creación, la conciencia y la historia.

5.    Todos los hombres (por ser creados a la imagen de Dios) infieren dichas proposiciones de la revelación natural pero todas deducciones (como conclusiones) por los hombres no llegan a ser verdad. Mientras que cada hombre debido a la providencia de Dios cree como verdad ciertas proposiciones de la revelación natural, y ya que no existe un acuerdo universal entre los hombres acerca de la veracidad de una proposición en particular, ni tampoco todas las proposiciones deducidas (como conclusiones) por ningún hombre en particular son completas, se sigue que cualquier construcción epistemológica sobre la revelación natural es confusa y con destino a colapsar.

6.    Dios en Su misericordia y providencia se ha acomodado a la finitud del hombre, por lo cual el hombre puede conocer algunos de los pensamientos de Dios por medio de Su revelación especial, la cual es clara proposiciones, es decir, proposiciones con significados fijos y finitos. Estas proposiciones son verdaderas por el decreto de Dios y dichas proposiciones tienen el propósito de ser entendidas de manera unívoca en comprensión con los pensamientos de Dios en las Escrituras, y esto se hace posible en base a que el hombre ha sido creado a Su imagen (lógica) y por la obra regeneradora de Dios en el hombre.

7.    Mientras que la Escritura nos da proposiciones claras y precisas del conocimiento de Dios, la Escritura no da a conocer todos los pensamientos de Dios (proposiciones que Dios ha decretado ser verdad).

8.    Y dado que todos los pensamientos de Dios son consistentes entre sí, y desde la Escritura Dios da a conocer algunos de Sus pensamientos, se sigue que toda la revelación Escritural será consistente en sí misma. Aunque puede haber brechas en la comprensión de uno debido a la información y conocimiento que Dios no ha escogido dar a aún, sin embargo no puede haber ninguna contradicción al final en sí. Por consecuencia, cualquier grado de la comprensión de uno de la Escritura exhibe algunas paradojas o contradicciones, en esa medida el entendimiento de uno es defectuoso o incorrecto o ambos al final.

9.    Por lo tanto, ya que toda la Escritura es verdadera y capaz de ser entendida de manera unívoca, y debido a la imagen de Dios y la iluminación de Dios en el hombre, Solo la Escritura sirve como fundamento inquebrantable para la epistemología de uno.


[1] Estudiante de ingeniería electrónica y comunicación en el Instituto de Bharat en Hyderabad, India. (Contacto por Facebook).

Leave a Reply