Gordon H. Clark sobre la relación de la educación pública y el Cristianismo

Aquí un fragmento sobe Gordon H. Clark y la relación de la educación pública y el Cristianismo [1].

“… Pero un verdadero [reformado] quien realmente cree en el sistema de su confesión de fe [Reformada], uno a quien la depravación total, la expiación particular y la perseverancia de los santos significa realmente algo para él, tal persona puede ver más claramente que cualquier otro tipo de cristianismo por ejemplo; la injusticia de someter a un niño a la enseñanza pagana [del sistema secular]. Con su comprensión más profunda y más consistente del Cristianismo, el calvinista ve esto con mayor claridad, porque él aprecia más completamente el pacto de gracia.

En Génesis leemos que Dios estableció Su pacto de gracia entre Él y Abraham, pero no fue solamente con Abraham que Dios estableció Su pacto. Las palabras son; “Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti.” El pacto, por lo tanto, sin duda incluye a los niños. De ahí que los hijos de Abraham estaban en una relación con Dios diferente a la relación de los niños paganos. En la carta de Pablo a los Gálatas Dios nos enseña que la dispensación del Nuevo Testamento no es más que la reactivación y el cumplimiento del pacto con Abraham. Esto no quiere decir que la verdadera salvación es un patrimonio natural de padres a hijos. Mucho menos tampoco niega la necesidad de la regeneración. Pero lo que sí quiere decir es que Dios obra ordinariamente de padres a hijos y por estas razones los de la fe reforma deben administrar el bautismo a los niños al igual que los hebreos circuncidaban a sus hijos para mostrar su inclusión formal en el pacto de Dios. El padre en el bautismo promete llevar al niño en la disciplina y amonestación del Señor, o en algunos otros términos el padre promete educar al niño a lo largo de las líneas cristianas. Es falta de eficiencia decir que lo más mínimo para este tipo de educación Cristiana debe ser solo en la escuela dominical y que luego el pequeño en el hogar cristiano debe recibir la formación educativa de la escuela pública por parte de sus padres; lógicamente el día escolar también debe ser utilizado para la instrucción cristiana.”


[1] Gordon H. Clark, "The Relationship of Public Education to Christianity", Against the World: The Trinity Review, 1978-1988, pagina 186.

Leave a Reply