Los reclamos Bíblicos

God’s Hammer. The Bible and its critics. Capítulo uno; ¿Cómo sabemos que la Biblia es inspirada?
Por Gordon H. Clark [1]

La primera razón para creer que la Biblia es inspirada es porque la Biblia reclama ser inspirada. Cuando este razonamiento es ofrecido a un incrédulo casi siempre él reacciona inmediatamente con burlas. Para él es como poner a un mentiroso como testigo y hacerle jurar a que diga la verdad. ¿Pero por qué un mentiroso?  ¿Acaso un testigo honesto no también jura decir la verdad? Incluso un cristiano con una noción de lógica podrá oponerse a este tipo de procedimiento ya que parece una petición de principio. En otras palabras es circular. Decir; nosotros creemos que la Biblia es inspirada porque la Biblia así lo dice y nosotros creemos lo que dice porque la Biblia es inspirada y por lo tanto es verdadera. Esto no parece ser la manera correcta de argumentar.

Se debe conceder que no todo reclamo Ipso facto es verdadero. Han habido falsos testigos en corte, han habido falsos mesías y han habido supuestas revelaciones fraudulentas. Pero ignorar lo que la Biblia dice o lo que dijeron los testigos en general son ambas cosas una sobre simplificación y un error. Por ejemplo, supongamos que la Biblia actualmente no dice que sea inspirada. O supongamos que la Biblia es completamente muda en este tema y que no hace ningún reclamo a una inspiración divina tal como no lo hace el libro de Churchill. En tal caso si el cristiano afirma que el libro es inspirado el incrédulo pronto respondería que él está yendo más allá de las evidencias, pues la Biblia no dice ser inspirada.

Esta reacción es ciertamente justa. No existe razón alguna para hacer afirmaciones más allá de aquellas que pueden ser deducidas válidamente de las afirmaciones de la Biblia. Pero porque ésta reacción es tan justa se sigue que la burla del incrédulo en nuestra primera observación fue injustificada. Pero lo que la Biblia reclama de ella misma es una parte esencial del argumento. El cristiano actúa lógicamente en insistir que la primera razón para creer en la inspiración de la Biblia es porque Ella misma hace este reclamo.

La verdad de una conclusión depende en la verdad de sus premisas. Esto significa que el próximo paso en este argumento es mostrar que como cuestión de hecho, la Biblia hace dicho reclamo. Un buen número de personas que tienen un buen conocimiento del contenido de la Biblia estarían inclinados a omitir este paso como innecesario. Por supuesto la Biblia hace este reclamo. Sin embargo, no todos están tan familiarizados con lo que la Biblia dice, de ahí nuestro deber de mostrarlo. Incluso aquellos que tienen un buen conocimiento no se dan cuenta qué tan insistente la Biblia es en este reclamo. Incluso hay otras clases de personas quienes perturbados por problemas críticos y supuestas inexactitudes y sin embargo, deseosos de mantener la Biblia como algo muy importante e incluso como un documento religioso necesario, ellos piensan que pueden desechar la inspiración mientras mantienen la Biblia como una fuente fiable de conocimiento religioso. Tales personas tal vez piensen que existan unos cuantos pequeños errores  en la Biblia o tal vez muchos errores o que la Biblia al final es enteramente una fábula (Como ocurre en nuestros tiempos). No obstante ellos la sostienen en un sentido como una guía religiosa.  Este punto de vista muy amplio pierde toda semblanza de lógica cuando es confrontado con los actuales reclamos de inspiración que nosotros encontramos atreves de toda la Biblia.

Continuara…


[1] Gordon H. Clark, God's Hammer, the Bible and its critics, pages 20-22. See more at: www.trinitylectures.org/gods-hammer-the-bible-and-its-critics-p-87.html

Leave a Reply