¿Qué es el Evangelio de Jesucristo?

Porque hoy en día hay que defender el evangelio glorioso de Jesucristo aún de los propios “evangélicos” quienes lo distorsionan, a continuación presentamos una serie titulada: ¿Qué es el Evangelio de Jesucristo?, deseando así que sea de bendición al pueblo de Dios.

Por John W. Robbins [1]

Algunas preguntas parecen casi desagradables. Por ejemplo, preguntar: “¿Qué es el Evangelio?” es como preguntar: “¿Quién es Jesucristo?” O “¿De qué se trata la Biblia en realidad?Casi todo el mundo dentro de las iglesias da por sentado que saben qué es el Evangelio, y por lo tanto plantear una cuestión tan fundamental puede ser tan irritante como pedirle a la gente si pueden repetir el alfabeto. Pero casi todas las iglesias pervierten el Evangelio, obviamente ha sido así con la iglesia católica romana, la iglesia ortodoxa oriental, y aún las principales denominaciones protestantes, incluso las iglesias arminianas y los evangélicos hipo-calvinistas también lo han hecho. Si una iglesia se equivoca en lo qué es el Evangelio, toda su enseñanza se ve afectada y tenderá a ser pervertida. Luego si no tiene el Evangelio, no es una iglesia cristiana.

El Evangelio es la información sobre un acontecimiento histórico del pasado.

Cada una de estas tres palabras, pasado, histórico, y evento es de vital importancia para entender qué es el Evangelio. El Evangelio predicado por los apóstoles era algo que había sucedido. Todos miraban hacia atrás para hablar de él. Ellos no hablaban de cualquier cosa en el presente como el Evangelio, ni hablaban de nada en el futuro como el Evangelio. Aviso, no estamos diciendo que ellos no hablaban de cualquier cosa ya sea del presente o futuro. Simplemente lo que estamos diciendo es que ellos no hablaban de nada en el presente o en el futuro como el Evangelio.

A menos que estemos mirando hacia atrás y hablando de algo que sucedió en el pasado, entonces no estamos predicando el Evangelio de Jesucristo. El atributo “pasadodel Evangelio es uno de sus aspectos esenciales. El Evangelio no era una visión. Ni tampoco era un sueño. El Evangelio es la buena noticia acerca de un evento que ocurrió en la historia.

El carácter histórico del Evangelio es su pasado, su naturaleza histórica tiene ciertas consecuencias importantes. En primer lugar, no se puede exhortar el Evangelio. Es lógicamente imposible. Usted no puede exhortar un pasado, un hecho histórico. Usted sólo pueden declararlo, proclamarlo, y publicarlo al exterior. Exhortar es algo bueno y es necesario (porque es bíblico), pero no es el Evangelio y no está incluido en el Evangelio. Aviso, no estamos diciendo que la exhortación no está incluida en un sermón donde se predica el Evangelio. Simplemente lo que estamos diciendo es que si se incluye en un sermón donde se expone el Evangelio,” que no debe ser una parte del Evangelio.

En segundo lugar, no sólo no se puede exhortar el Evangelio, pero no se puede experimentar el Evangelio. El Evangelio no puede ser experimentado. El Evangelio es la información acerca de una experiencia única y lograda en el pasado. Una experiencia única es la que no puede, por definición, ser repetida. Si el creyente puede experimentar el Evangelio, se sigue que repetiría la experiencia; y si él puede repetir la experiencia, entonces el Evangelio no sería acerca de una experiencia única.

El Evangelio es perfecto. Desde la caída, no ha habido seres humanos ordinarios perfectos en la tierra, ya sea antes o después del Evangelio. Si los hombres pudieran ser perfectos, no necesitarían el Evangelio.

El Evangelio se refiere a la obra sustituta de Cristo en la cruz. Si el creyente pudiera experimentar el Evangelio, dejaría de ser una obra sustituta. El Evangelio es lo que Dios ha hecho en Jesucristo en mi lugar. Si pudiera experimentar esto, no sería ya en mi lugar. El Evangelio no puede ser experimentado.

Es sin duda que experimentamos algunos de sus beneficios, pero, como hemos visto, los frutos o beneficios no son el Evangelio en sí mismo. La obra del Espíritu Santo en los creyentes es el efecto de la obra terminada de Cristo Jesús a favor de su pueblo. Así también la fe, la esperanza, el gozo, la paz y la santidad son como un estado fructífero del creyente. Todos producto del Evangelio. No debemos confundir la raíz (el Evangelio) y el fruto (ver Colosenses 1:5-6). El Evangelio es la información sobre un evento del pasado, acontecimiento histórico sin igual.

No hay imperfección en el Evangelio. Es la obra perfecta de Dios en Jesucristo para su pueblo. Hay dos aspectos importantes de esto: En primer lugar, el Evangelio se refiere a la obra perfecta de Dios en Jesucristo. A menos que estemos predicando una obra de perfección en Jesucristo, no estamos predicando el Evangelio. El Evangelio no admite desarrollo. Cualquier cosa que admite desarrollo (en la vida cristiana la santificación) no puede ser el Evangelio. Por ejemplo, la fe es algo bueno, pero no es perfecta. El arrepentimiento es algo bueno, pero ninguno de nosotros se arrepiente como debe. La vida santa es algo bueno, y nadie verá al Señor sin ella; pero nuestra vida más santa está lejos de ser lo suficientemente santa. Ninguna de estas cosas se puede calificar como el Evangelio.

El segundo aspecto importante es que el Evangelio es la información sobre la obra perfecta de Dios en Jesucristo. Incluso si el creyente fuera perfecto, el Evangelio no sería acerca de él. El Evangelio se refiere a Jesucristo y su cruz como el lugar de la obra perfecta de Dios. Nada de lo que está sucediendo en el creyente puede ser llamado el Evangelio. Se le puede llamar el fruto del Evangelio, pero no el mismo Evangelio.

Debido a que el Evangelio es la información sobre la obra perfecta de Dios en Jesucristo, no hay otro nombre bajo el cielo por el cual podamos ser salvos. El Evangelio es la información sobre el único Salvador, el único mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre. Por lo tanto el Evangelio es exclusivo. Todos los demás medios de salvación enseñados por las iglesias son falsos. Yo soy el camino, la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí “.

El tercer aspecto importante es que el Evangelio es la información sobre la obra perfecta de Dios en Jesucristo para su pueblo. El Evangelio es la buena nueva a los que son elegidos en Cristo para salvación. Para ellos el Evangelio es aroma de vida, pero a los que se pierden es hedor de muerte. Por ultimo, el Evangelio no es el mensaje que diceDios ama a todos”, porque Dios no ama a todos.


[1] What is The gospel of Jesús Christ?, Against the Churches: The Trinity Review, 1989-1998, page 381.

photo credit: paval hadzinski via photopin cc

One thought on “¿Qué es el Evangelio de Jesucristo?

  1. excelente articulo hermano Izaguirre. Abrazo de Pto la cruz, barcelona, estado anzoategui.

Leave a Reply