El “alto calvinismo” no es más que Calvinismo histórico

Recientemente Josué Barrios, uno de los jóvenes más prolíficos en las redes sociales ha publicado en su blog una serie de entradas que trata sobre las doctrinas de la gracia. En uno de esos artículos recientes Josué expone los 16 prejuicios que muchas personas tienen acerca del Calvinismo. El tema que surge de este post y del cual deseo compartir aquí, es en relación al amor general de Dios y que supuestamente tanto el Calvinismo actual como el Calvinismo histórico sostienen. Dicho esto, primeramente aquí coloco el fragmento publicado por Josué Barrios en cuanto al tema para luego colocar lo dicho por los ministros de los canones de Dort en el siglo 16;

11. No creemos en un dios que no ama al mundo entero.

Tal vez algunos calvinistas se disgustarán conmigo por decir esto. Creo que este es posiblemente el punto más polémico de los que menciono en este artículo, porque ciertamente hay muchas personas, predicadores y teólogos a lo largo de la historia que han afirmado las doctrinas de la gracia a la vez que han mantenido la creencia de que Dios no tiene ningún tipo de amor por todas las personas, sino que sólo ama a algunos. Esta postura es conocida como alto calvinismo.

Sin embargo, la postura del calvinismo histórico, reflejado en el sínodo de Dort —el cual mencioné en el post anterior cuando hablé un poco de historia— y en la predicación de hombres como el mismo Juan Calvino, Charles Spurgeon, Jonathan Edwards, R.C. Sproul y muchos más, afirma que Dios ama al mundo entero en muchos sentidos. Obviamente no es un amor en todos los sentidos, como el amor que tiene por Su iglesia, pero sigue siendo un amor real y misericordioso hacia la humanidad.

Es por eso que tomo el atrevimiento de aclarar que la mayoría de los calvinistas no creemos que Dios no ame a todas las personas. Creemos que Él ama con sinceridad a todo el mundo en muchos sentidos, y que esto se refleja en que ha dado gracia común a todos: Cada latido del corazón de un pecador es un regalo de misericordia. Dios providencialmente hace salir el sol sobre todos los hombres (Mateo 5:45).

Esto sería un breve resumen de la postura actual de muchos teólogos Calvinistas contemporáneos. Sin embargo, si revisamos detalladamente dos párrafos del capitulo 3 de los Canones de Dort apartado 5 contra el error, veremos otro significado incompatible con lo dicho por Josué. Aquí los ministros de Dort;

Habiendo declarado la doctrina ortodoxa, el Sínodo rechaza los errores de aquellos:

Error 5.- Que enseñan: «que el hombre natural y corrompido, hasta tal punto puede usar bien de la gracia común (cosa que para ellos es la luz de la naturaleza), o los dones que después de la caída aún le fueron dejados, que por ese buen uso podría conseguir, poco a poco y gradualmente, una gracia mayor, es decir: la gracia evangélica o salvadora y la bienaventuranza misma. Y que Dios, en este orden de cosas, se muestra dispuesto por Su parte a revelar al Cristo a todos los hombres, ya que El suministra a todos, de un modo suficiente y eficaz, los medios que se necesitan para la conversión».

– Pues, a la par de la experiencia de todos los tiempos, también la Escritura demuestra que tal cosa es falsa: Ha manifestado Sus palabras a Jacob, Sus estatutos y Sus Juicios a Israel. No ha hecho así con ninguna otra entre las naciones; y en cuanto a Sus juicios, no los conocieron (Ps. 147:19-20). En las edades pasadas Él ha dejado a todas las gentes andar en sus propios caminos (Acts 14:16); y: Les fue prohibido (a saber: a Pablo y a los suyos) por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió (Acts 16:6-7).

Si revisamos lo expuesto por los ministros en el Sínodo de Dort en la sesión anterior veremos lo siguiente;

a) En el primer párrafo ellos rechazan lo que algunos enseñan; de que Dios ha dispuesto de salvar a todos los hombres por medio inicialmente de una “gracia común”.
b) En el segundo párrafo ellos si afirman lo que la Escritura enseña; de que Dios ha dispuesto de entregar a ciertos hombres a sus propios caminos para luego hacer juicio sobre ellos.

Mi énfasis entre a) y b) es que en el primer párrafo según los Canones de Dort, se desecha la disponibilidad de Dios de salvar por medio de una “gracia común” inicial a todos los hombres, por el otro lado, el siguiente párrafo según los Canones de Dort, si se afima según la Escritura la disponibilidad de Dios de entregar a ciertos individuos a sus propios caminos de perdición.

Por lo tanto, hablar de un “amor real y misericordioso hacia la humanidad” o de un deseo genuino y sincero por parte de Dios para salvar a todos los hombres aparte del amor revelado a Su pueblo electo, en un sinsentido en el Calvinismo contemporáneo.

Con esto no niego que los ministros de Dort hayan usado el término “gracia común”, lo que si niego es el sentido que muchos hoy en día influenciados por teólogos contemporaneos le dan a ese termino de “gracia común” usado por los ministros de Dort.

Dicho de otro modo, el querer validar en base a los canones de Dort para decir hoy en día que; “la postura del calvinismo histórico, reflejado en el sínodo de Dort.. [..] afirma que Dios ama al mundo entero en muchos sentidos. Obviamente no es un amor en todos los sentidos, como el amor que tiene por Su iglesia, pero sigue siendo un amor real y misericordioso hacia la humanidad”, es ser deshonesto con lo dicho por los ministros de Dort y del uso que ellos usaron del termino de “gracia común”.

No es apropiado ni correcto querer apoyarse en el calvinismo histórico para decir lo que los ministros de los Canones de Dort no dijeron, para luego etiquetar de “alto calvinistas” a quienes afirman lo que ellos si dijeron.


photo credit: sukisuki via photopin cc

Leave a Reply