Logos, la luz de los hombres

 En El estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. (Juan 1:4)

A continuación presento un resume breve de un debate informal que tuve con un amigo ateo un tiempo atrás y el párrafo que leí hace poco del libro In Defense of Theology por Gordon H. Clark.

Comienza diciendo: “Uno tiene que hacer la vida placentera porque es todo lo que tenemos. Ya que Dios no existe, no hay consciencia después de la muerte. Es más, vamos a ponerlo sencillo. Convénceme que Dios existe.”

Pregunto: ¿Qué método usas para que algo te convenza?

Me dice: “El método empírico. Ver resultados constantes y dependientes. Si hay algo que me convence que sea cierto lo acepto, si no me convence simplemente lo rechazo. Pero no presupongo nada como verdad absoluta. Si hay algo que me pueda cambiar de opinión simplemente reevalúo mi previa postura y ya.”

Pregunto: Si tu método es empírico, ¿Puede tus sentidos estar equivocados?

Me dice:  “Equivocados en relación con? Por eso dije que necesitaría ver resultados constantes y dependientes. La razón de esto sería para eliminar la posibilidad de que, en caso de que mis sentidos estuviesen ‘descalibrados’, otra gente pudiese comprobar o refutar la idea. En caso de que los resultados sean constantes para todos se elimina la posibilidad de que mis sentidos estén equivocados.”

Pregunto: Para saber que hay constancia en algo, ¿No presupones estabilidad ya sea en tus sentidos o el de los demás?

Me dice: “Pues no presupongo estabilidad en mis sentidos. Es precisamente la razón que se necesitan cosas dependientes. Es decir, que si alguien más (no importa quién sea) replica la situación los resultados sean constantes.”

Pregunto: Pero para eso si presupones la estabilidad de los sentidos de ese alguien más. Luego si todo está en un continuo cambio y nada permanece, ¿Qué cosa se valora constante (perdurable) en tu método empírico?

Me dice: “Por eso las cosas se evalúan constantemente y no presupongo ABSOLUTA verdad en nada. Como te dije, yo no tengo problema cambiar mi posición si hay algo que cambie o se clarifique”

Respondo:
1) Si todo cambia y nada permanece entonces el reclamar que algo es constante (perdurable o que no cambia) es un sin sentido.
2) Si el uso de la palabra constante es que algo se repite pero al final cambia, entonces nada debe ser tomado como cierto ni verdadero porque su repetición no garantiza en absoluto su permanencia y por ende tu método es inútil para reclamar conocimiento seguro o verdadero de algo.
3) Si los sentidos sensoriales de otras personas son falibles como los tuyos, entonces ambos ejercen solo opiniones de lo que parece constante o perdurable pero no lo es.

Me dice: “A lo que me refería en el comentario anterior es directamente lo que dije: algo que cambie y se clarifique. Por ejemplo, si es algo que no es muy bien entendido y después de un tiempo descubrimos los detalles entonces se acepta lo nuevo y mas clarificado.”

Le contesto: Si todo cambia y nada permanece entonces al final como empírico solo puedes ejercer «opiniones», y por ende nunca reclamar como verdad ninguna «proposición», ya que una cualidad de la verdad es que no cambia.

En tu postura como empírico, no solo se “acepta” lo nuevo porque sea ha “clarificado” x dato (ya que el objeto estudiado ha cambiado), sino también porque los sentidos sensoriales de los estudiantes son falibles en todo momento. Por lo tanto la realidad es que bajo dicho método solo puedes ejercer opiniones de las cosas y nadie puede afirmar nada como verdad en ningún sentido, ya que todo, incluyendo al propio sujeto que emite la opinión, está en constante cambio y revisión para ser “clarificado” una y otra vez y así ad infinitum, sin poder conocer ninguna verdad al final.

Por ejemplo: anteriormente habías dicho: “uno tiene que hacer la vida placentera PORQUE es todo lo que tenemos”

¿Cómo sabes que esta proposición es verdadera? Bajo tu método empírico, ¿Cómo sabes que uno tiene que hacer la vida placentera PORQUE es todo lo que tenemos? Si lo único que tenemos es la conciencia en esta vida, bajo tu método empírico ¿Cómo sabes esto?, Otra, ¿Cómo validas tu conciencia sin presuponer tu conciencia para usar tu método empírico y así validar tu propia conciencia? Ya que según tu; “no presupones absoluta verdad … en nada…” eso implicaría tu propia conciencia, y por ende, si no es una verdad absoluta que eres un ser consciente sin que antes lo pruebes, ¿Cómo puedes deducir que lo eres? ¿De dónde arrancas?

Al final, desde tu método, no puedes ni siquiera arrancar para validar tu propia conciencia.

Me dice: “Si lo que quieres ahora es hablar de metafísica entonces nadie podría justificar nada. Ni siquiera fuese relevante este debate porque ni siquiera hubiésemos definido que hay y quien somos. Así que para que se pueda debatir uno asume que los sentidos son reales y que uno existe como somos.”

Listo, se suicidó: “Así que para que se PUEDA debatir uno ASUME que los sentidos SON reales y que uno EXISTE como somos.” VS ” Pero no presupongo nada como verdad absoluta.” “Por eso las cosas se evalúan constantemente y no presupongo ABSOLUTA verdad en nada”

“es necesario asumir” “para (que algo sea posible)”… Entonces en ese sentido no eres empírico ya que presupones como verdad algo sin poderlo comprobar antes. Luego te contradices porque no presupones nada como verdad pero si presupones como verdad que eres un ser pensante que usa la lógica para poder pensar y razonar.

La cosmovisión atea no puede dar cuenta de verdades metafísicas aparte de la naturaleza. Decir que necesariamente existen las leyes de la lógica es una afirmación metafísica. Pero en una cosmovisión atea como la tuya, ¿por qué tendría que haber algo que pudiera existir independientemente de la materia y la energía? La afirmación de que existen independientemente de la materia y la energía las leyes de la lógica y éstas son necesarias para que algo sea posible (en este caso debatir), en realidad contradice el paradigma naturalista que sostienes. Por lo tanto, es auto contradictoria tu postura con tus afirmaciones y por ende falsa.

En cambio, porque Dios es consciente (sabe lo que hace) y la lógica es la forma en que Dios piensa, el hombre al ser creado a Imagen de Dios, es un ser consciente que piensa lógicamente antes de cualquier experiencia sensorial que tenga, y por ende será un ser consciente de su existencia aun después de esta vida. El hombre piensa, (porque Dios le hace pensar), luego existe.

«porque en El vivimos, nos movemos y existimos … (Hechos 17:28).

Conclusión del debate. Aquí coloco el comentario de Gordon H. Clark del texto de Juan 1:4

“Esta función de El Logos no es la función redentiva del Mediador y Mesías. Es la función epistemológica del el Creador, quien hizo al hombre a Su propia Imagen —en conocimiento como también en justicia—. Contrario al pensamiento empírico, la mente del hombre no está en blanco al nacer. El Logos ha estructurado la mente, con el resultado de que esa lógica nunca pueda ser derivada de la experiencia y la experiencia nunca pueda ser entendida sin la lógica a priori.” ~En defensa de la Teología, pagina 43.


 

photo credit: i k o via photopin cc

Leave a Reply