Permanezca el amor fraternal

Ayer fuimos muy edificados en el capítulo 13 versos 1-3 del libro de Hebreos.

Particularmente con el verso 1: “Permanezca el amor fraternal.”

Pudimos ver la diferencia del deber de amar conforme a la Ley (que es un deber actual) y el deber de amar con base al nuevo mandamiento de Cristo.

Aquí la diferencias:

– Según la Ley: “No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley.
9 Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” (Romanos 13:8-9).
– ⁠Según el nuevo mandamiento de Cristo: “Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.” (Juan 13:34-35).

Esta distinción es muy importante ya que una (según la Ley) es en relación con mi prójimo en general y la segunda (el mandamiento nuevo de Cristo) es en relación al hermano en la fe (cercano o distante).

– La primera protege la dignidad, persona, vida, propiedad y libertad del prójimo en general según la Ley de DIOS.
– ⁠La segunda busca vía amor sacrificial tal como nos lo dejó Cristo, atender a las necesidades del hermano en la fe y familia espiritual. Es aquí la fe que obra por amor (Gálatas 5:6).

El apóstol Pablo lo resume de esta forma:

Galatians 5:13 (RV1960)
13 Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros.”

Gracias y paz a todos.

 

0 0 votes
Article Rating

Leave a Reply

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments